lunes, 18 de enero de 2010

Los catalanes, !esos copiones!

En 1892, a los remeros catalanes les dio por jugar al fútbol.
¡Esto ya lo inventamos nosotros antes aquí, en Sevilla!
Nuestro Rowing Club nació para tapar el hueco que dejaron las extintas sociedades de remo. No me digan que no fue exótico el nombre elegido; Rowing Club ¿mola verdad?
Y conociendo por marineros británicos y por otros hijos de la Gran Bretaña, amiguetes todos, el nuevo y apasionado sport nos lanzamos a practicarlo.
El primer problema vino dado por el desconocimiento que del football tenían los colegas del Rowing. Eran remeros sí, pero no atinaban con la pelota. Vamos que eran todos unos petardos. Así que tuvimos que descartarlos para el equipo de fútbol que creamos y reclutamos a personajes más variopintos, o mejor llamémosle de otro modo, más británicos.

Pd. Les recuerdo que soy un fantasma. El fantasma de Isaías White. Y que White, o sea yo, y mi proyección material y corporal palmaron hace muchos años. No busquen usurpadadores. No cuestionen lo obvio y relájense.
Y recuerden que no les llamé. Entraron sólos.
Y piensen.
Y mediten.
Y sigan en su lucha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada